Fira de La Sal. Tradiciones antiguas, emociones sin tiempo.
Los días 27, 28 y 29 de octubre fueron 3 días llenos de actividades, excursiones y de increíbles comidas celebrando la II Feria de la Sal de Ibiza. El evento nos llevó a descubrir una de las más antiguas tradiciones de la isla, la industria de la sal.

Desde los Fenicios, esta isla ha sido conquistada por poblaciones lejanas atraídas por su ‘oro blanco’. Para rendir homenaje a este tesoro, el municipio de Sant Josep de Sa Talaia ha acogido una serie de eventos para difundir el patrimonio y la cultura de la isla entre un público cada día más atento.

A través de 5 áreas, diseminadas por la espectacular región entre la preciosa reserva natural de Ses Salines de Eivissa y la encantadora ciudad de Sant Jordi, los visitantes tuvieron la oportunidad de sumergirse en un espacio atemporal y paladear sabores antiguos.

Junto a talleres de cocina, para aprender a aprovechar este ingrediente especial, otro momento clave fue la degustación del 'ossos amb col', un plato tradicional de productos granjeros, cocido lentamente y que te transporta a tiempos pasados, a través de sus sabores.

Durante estos días, varias exposiciones de arte se alternaron con otras actividades, como talleres para niños, visitas teatralizadas, senderismo espectacular, bailes payeses y mucho más.

El sábado, la evocadora iglesia de San Jordi se llenó con la increíble música del concierto de violín de Lina Tur Bonet, orgullo de Ibiza, y el toque poético de Antonio Colinas, Julio Herranz, Ben Clark y Eva Tur.

"Todo se va y todo se queda", dice Julio Heranz, así como la montaña de sal de Ibiza, que sube y baja, pero nunca deja de estar.

 
VOLVER