Elena Teixidor - MUSICOTERAPIA / MUSICA HOLISTICA

VIAJE DEL SONIDO: “Si quieres descubrir los misterios del universo, piensa en términos de energía, frecuencia y vibración.” La conexión entre el cuerpo y todo lo que nos rodea siempre me ha sorprendido, especialmente los sentidos que crean un puente que une universos. Por eso enfoco mi trabajo fundiendo el cuerpo (yoga y respiración), el sonido (hang, cuencos de cristal, tambor, voz,...) y aromaterapia. La intención y la capacidad innata del cuerpo a reajustarse es la mejor herramienta para el cambio.

La experiencia del sonido: Hang, gongs, cuencos de cuarzo y pirámides sonoras, tambor chamánico, flauta norteamericana, guitarra, voz...y tener un propósito claro como herramienta principal.

El universo en que vivimos y todo lo que este contiene tiene energía en distintos grados de vibración, desde lo más sutil a lo más denso. Cada molécula, célula, tejido, órgano, glándula, cada fluido de nuestro cuerpo tiene su propio índice de vibración… Todo en el cuerpo humano y en la naturaleza funciona en base a una coherencia, a un orden armónico. Cuando alguna parte de tu cuerpo no está en armonía en sí misma o con las demás, sobreviene desequilibrio. Determinados sonidos y vibraciones pueden por resonancia facilitar la armonía a nuestro cuerpo. Estas sesiones fusionan los sonidos, los aromas y la conciencia corporal y meditativa.

La experiencia varía para cada persona: para algunas es como un concierto, para otras supone entrar en un profundo estado de relajación y meditación o una experiencia sanadora. Por lo general, la sensación con la vibración del sonido es de una mayor conciencia, un estado de paz y relajación de cuerpo, mente y espíritu. La experiencia puede mejorar la salud a nivel físico, mental o emocional. Podrás acceder a un mayor estado de conciencia. Te sentirás lleno de vida.

YOGA DEL SONIDO

Esta mágica sesión combina las asanas (posturas) del yoga con la vibración del sonido de las vocales y la de instrumentos musicales (hang, cuencos de cristal y tibetanos, didgeridoo, tambor océano y chamánico). Al entonar un sonido con el movimiento de la postura, la respiración se alarga de forma fácil y natural incrementando los beneficios. Estas sesiones fusionan en una sola vibración los sonidos con la conciencia corporal y meditativa del yoga. 

  • Sesiones individuales o en grupo

VOLVER AL DIRECTORIO
Selecciona Categoría